Mariscos El cabo

Centollo al horno

Tiempo preparación

50 min

Dificultad

Media

Comensales

4

Calorías

707 Kcal

Ingredientes

  • 2 centollos medianos
  • 2 cebollas
  • 1 tomate
  • 1 puerro
  • 1 vasito de brandy
  • 2 dientes de ajo
  • pan rallado
  • perejil fresco
  • mantequilla
  • Sal
  • AOVE

Centollo al horno

Os presentamos uno de los Platos de marisco con mayúsculas. El centollo al horno también se conoce en la zona norte de España y especialmente en el País Vasco como Txangurro a la donostiarra, debido a su invención en esas tierras. Una forma exquisita de disfrutar del centollo sin mancharse las manos. ¡A por ella!

  1. Cocemos los centollos
    Mete los centollos vivos con las patas hacia arriba en una olla grande y cúbrelos con abundante agua y unos 70g de sal por cada litro de agua. Ponla al fuego y cuando rompa a hervir calcula unos 15 min. Una vez cocidos, dejamos que se templen para no quemarnos y los abrimos con cuidado de no perder los jugos de la cabeza.

    Con paciencia, retiramos las branquias y las telillas de la cabeza del centollo, y sacamos su carne. También desmigamos toda la carne del cuerpo y de las patas y lo reservamos.

  2. Preparamos el sofrito
    Una vez más, ponemos una sartén grande al fuego con un poco de aceite. Cuando esté caliente, añadimos las cebollas y el puerro picados. Mientras se pochan a fuego medio, aprovechamos para lavar, pelar y picar el tomate en daditos. Recuerda retirar también las semillas, y cuando la verdura ya tenga un color dorado, le añadimos el tomate.

    También en vez de un tomate en dados podemos usar salsa de tomate (preferiblemente casera, estamos elaborando un plato exquisito). En ese caso añadiremos unos 200g de salsa de tomate.

  3. Ya va cogiendo forma
    Una vez regohado lo anterior, incorporamos la carne desmigada del cuerpo y la cabeza del centollo, y añadimos también los jugos de la cabeza. Removemos bien para ligar todos los ingredientes y le añadimos el vasito de brandy y un poco de perejil picado fino y lo dejamos al fuego hasta que reduzca y la mezcla no quede muy líquida. ¿A que huele bien?

  4. Hacemos la provenzal
    Para nuestra provenzal mezclamos en un bol el pan rallado y el ajo y el perejil picado muy fino. También aprovechamos ahora para limpiar bien las cabezas del centollo, porque las usaremos para terminar de cocinar y emplatar.

  5. Al horno
    Pon el horno a calentar a 180º y con grill. Ahora rellenamos las cabezas del centollo con la mezcla que teníamos en la olla, cubrimos con una capa de provenzal y le ponemos encima unos trocitos de mantequilla para ayudar a que se dore.

    Metemos las cabezas en el horno y en unos 5 minutos ya deberían estar doraditas y crujientes. Las ponemos en un plato y podemos acompañar de una ensalada para terminar un plato redondo, redondo. ¡Buen provecho!